Ante la suba del almidón: en Santa Ana chiperos abandonan el rubro

Ante la suba del almidón: en Santa Ana chiperos abandonan el rubro
Compartir

Los vendedores y las fábricas actualmente están sufriendo un nuevo revés en el rubro ya que anteriormente la construcción de la autovía les produjo una baja en las ventas, posteriormente la pandemia y ahora la suba de los insumos para la fabricación del producto

La localidad de Santa Ana se conoce como la referente de las chipas de almidón en la provincia de Misiones y muchas familias se han sustentado desde hace varias décadas de la venta de tan preciado producto que es ofrecido a la vera de la ruta 12 o en distintas localidades.

Los vendedores y las fábricas actualmente están sufriendo un nuevo revés en el rubro ya que anteriormente la construcción de la autovía les produjo una baja en las ventas, posteriormente la pandemia y ahora la suba de los insumos para la fabricación del producto. El mayor costo ha provocado una merma de cerca del 50 por ciento en los pedidos. Es por ello que muchos vendedores han tenido que buscar otra alternativa de ingreso.

El Territorio dialogó con José Besbergui, integrante de la cooperativa de vendedores de chipa de almidón de Santa Ana, quien dijo que “el costo del almidón está en fábrica $9.000 la bolsa de 25 kilos. Todos aquellos pequeños emprendimientos que no tengan la posibilidad de comprar en la fábrica por falta de vehículo, tienen que pagar flete y eso es un aumento en el costo de la bolsa de almidón. Hace 40 días valía  $6.000, es decir que sufrió un aumento de casi 50% y eso sólo en el almidón. También el huevo aumentó, el suero que se utiliza también, la margarina. Así que decir hoy cómo las fábricas se sostienen es muy difícil. Estamos en una situación crítica, si vemos pocos vendedores de chipa hoy es porque muchos han decidido buscar otra salida laboral, se han ido a las chacras a hacer carbón, a hacer otro tipo de changas porque lo que fue la venta de chipa como medio de vida ya no es así, los vendedores más jóvenes buscan otra cosa. Los que tenemos más edad ya no nos queda otra, porque no hay trabajo y trabajamos los siete días de la semana en la venta de chipa” dijo Besbergui.

 Una empresaria volvió a vender su producto
En la antigua capital de Las Misiones Jesuíticas se da una particularidad: la dueña de la chipería local sale a la calle a vender los productos de su fábrica.

Mónica Rodríguez dialogó con El Territorio e indicó  que “yo salía antes a vender, también lo hacía mi esposo, empezamos como vendedores, se nos dio hace varios años la posibilidad de tener nuestra pequeña fábrica. Pero hoy ha cambiado todo, han subido mucho los insumos y ha bajado en un 50% la venta. Esta situación nos preocupa”. Agregó que en su familia son 18 hermanos y todos se dedican,  por su cuenta, a la fabricación de chipas. “Cada uno puso su fábrica en distintas localidades  y hasta en Corrientes. Ahora todos estamos preocupados por lo mismo, es un momento complicado”, señaló.

FUENTE: EL TERRITORIO

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.