Intenso movimiento fronterizo en Irigoyen

Intenso movimiento fronterizo en Irigoyen
Foto: Fabián Acosta
Compartir

Por el recambio de quincena y de turistas, desde la tarde-noche del viernes empezaron a formarse largas colas en los distintos centros de frontera limítrofes con Brasil.

Como siempre, la frontera entre Bernardo de Irigoyen y la ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira es uno de los pasos terrestres más utilizados por turistas argentinos y de otros países del Mercosur que eligen vacacionar en las playas brasileñas. Por tal motivo dicho paso fronterizo experimentó este fin de semana un incremento en el flujo de regreso y salida del país.

Según los datos aportados por el departamento migratorio de la Policía Federal brasileña con sede en Dionisio Cerqueira, el movimiento turístico se mantuvo desde los primeros días de enero con una base de entre 1.000 y 2.000 turistas que cruzaron por día el punto extremo oriental del país para alcanzar las playas brasileñas. Los mayores movimientos siempre se generan con los cambios de quincena y fines de semana.

Cabe destacar que la reapertura de Paso Rosales en esta temporada ayuda a evitar tanto congestionamiento en el paso más oriental del país, pero también hay que tener en cuenta que Paso Rosales funciona de 7 a 19 horas y el centro de frontera de Irigoyen funciona las 24 horas. Más allá del alto costo de la divisa brasileña, con una base de 70 pesos por cada real, según explicaron a El Territorio, quienes viajan a Brasil, la elección del destino está asociada a la calidez de las playas. La mayoría de los que traspasan la frontera lo hacen en vehículos particulares pero también llegan contingentes provenientes de Buenos Aires, Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán, Córdoba y toda la zona centro del país, además de misioneros.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.