“La gente merece ver a sus campeones”, dijo Scaloni

“La gente merece ver a sus campeones”, dijo Scaloni
Scaloni se funde en un abrazo con su colega Deschamps; fue un partidazo digno de una final mundialista.
Compartir

El técnico campeón del mundo afirmó que el plantel regresará al país para ofrecerle a la gente la Copa del Mundo. “Darle felicidad al pueblo es espectacular”, agregó.

El flamante entrenador campeón mundial, Lionel Scaloni, confirmó que el plantel regresará al país para ofrecerle al pueblo la Copa Mundial de la Fifa obtenida en Qatar con la victoria por penales ante Francia.

El entrenador no pudo dar detalles sobre la organización de los festejos, se mostró “abierto a lo que decidan los jugadores”, a quienes destacó como los “verdaderos” protagonistas del tercer título en la historia del fútbol argentino.

“Ahora sólo pienso en ir al país a festejar. No tengo idea cómo será, estoy abierto a lo que decidan los jugadores. Antes del partido no quería ni que me mencionaran la posibilidad porque la cabeza no está para eso, pero está claro que la gente merece ver a sus campeones”, confirmó.

Scaloni dedicó una especial mención al capitán Lionel Messi, quien repitió que Qatar sería su última Copa del Mundo. “Se ha ganado el derecho a decidir el futuro, la 10 siempre estará reservada para él. Ya no tiene ninguna cuenta pendiente, si es que la tenía, creo que no. Es un placer haberlo entrenado”.

Scaloni hizo conocer una charla que tuvo con Messi en San Juan, en noviembre del año pasado, el día de la clasificación al Mundial ante Brasil cuando percibió una gran expectativa de parte del público tras la conquista de la Copa América.

“Lo llamé para hablar porque sentía que lo que venía iba a ser difícil. Le dije: ‘Leo, mirá que la desilusión puede ser muy grande’ y el me contestó: ‘No pasa nada, seguramente irá todo bien y si no va bien, no importa. Hay que intentarlo’. Con esa respuesta me di cuenta que algo se estaba haciendo bien”, contó.

Con humildad, el entrenador santafesino declinó las comparaciones con César Luis Menotti y Carlos Bilardo, los anteriores técnicos campeones de Argentina 1978 y México 1986.

“No creo que me pueda sentar a la mesa de ellos, que tienen una carrera y han marcado una época. A mí me vale, hoy, que la gente esté contenta. Que lo festejen y lo disfruten. Para mí no va más allá del fútbol. La vida continúa, seguirán estando los problemas, pero darle felicidad al pueblo es espectacular”, asumió.

Al sentarse en la conferencia de prensa, con una camiseta argentina con tres estrellas en la espalda, Scaloni se mostró “ahora, más tranquilo”, pero no pudo evitar hablar del desarrollo de la final, que a su equipo se le escapó en dos oportunidades hasta forzar la tanda de penales.

“Fue una locura. Como entrenador me queda el mal sabor de boca de haber hecho un gran partido para cerrarlo en los 90 minutos y no poder. Hicimos un gran encuentro y la sensación ahora es la mejor, pero tendríamos que haberlo ganado en los 90 o en la prórroga”, dijo.

Scaloni destacó “el espíritu del equipo” para sobreponerse a los empates de Francia, lo que llevó a “seguir intentando” la victoria. “Estos chicos se brindaron al máximo, fueron campeones merecidamente, tocó en los penales, pero jugaron un partido completo”, aseguró.

“Esta selección juega para la gente, cero ego, todos tiran para el mismo lado, sienten el orgullo de representar al país. Eso es algo muy grande. Todos supieron una hora y media antes del partido quienes iban a jugar”, apuntó.

“No hubo partido los primeros 60’”

El entrenador del seleccionado francés, Didier Deschamps afirmó ayer, luego de caer en la final, que “no hubo partido durante los primeros 60 minutos”.

“Durante los primeros 60 minutos no hubo partido. El rival (por Argentina) mostró mucha calidad, agresividad y nosotros estuvimos menos bien, por diferentes motivos. A pesar

de todo, salimos de la nada revirtiendo una situación muy comprometida y eso es lo que nos da aún más pesar”, declaró el técnico galo.

“Hay varias razones que nos llevaron a estar peor, con menos energía en varios jugadores importantes. A pesar de todo, con la entrada de jugadores jóvenes, ciertamente con menos experiencia pero con frescura y calidad, hicimos lo necesario para darnos derecho a soñar, pero no se materializó”, se lamentó el técnico de 54 años.

Además el exmediocampista de Nantes y Olympique, de Marsella, entre otros clubes, añadió: “Si después de estar abajo 2-0, perdemos 3-0, no nos habríamos arrepentido. Simplemente habríamos dicho felicidades”.

“Felicito a este equipo argentino, que mostró calidad, agresividad y hasta astucia”, agregó.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.