Cítricos misioneros registran mayor rendimiento y cubren demanda local

Cítricos misioneros registran mayor rendimiento y cubren demanda local

La mandarina, pomelo y limón son las frutas que tienen mejor producción a comparación del año pasado. Además, productores destacan las buenas ventas.

Según el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), Argentina es el séptimo productor mundial de frutas cítricas de los cuatro principales grupos varietales: naranjos dulces, mandarinos, limones,  limas y pomelos. En este punto, sobresalen las mandarinas, debido a que su principal destino es el consumo como fruta fresca. El 95% de la producción nacional de mandarina se realiza en el NEA. Allí, se encuentra Misiones recuperando su producción luego de un largo tiempo de sequía.

Actualmente se puede observar en las ferias francas y en los distintos mercados de la ciudad abundante producción de mandarina, limones y pomelos. Los productores consultados sostienen que cubren con la demanda local y afirman que mejoró el rendimiento de la producción debido a las lluvias que se registraron este año. Añaden que “las ventas son favorables”.

“Hay buena producción de mandarina y pomelo. Las lluvias ayudaron a la recuperación de los cultivos y estamos contentos porque la producción cubre con la demanda”, expresaron desde la Cámara de Colonos del Mercado Central.

Productores

Marcelo Guerrero, titular de la Cámara de Colonos del Mercado Central, dialogó con El Territorio y sostuvo que las precipitaciones de este año ayudaron al sector citrícola de la tierra colorada a recuperar sus plantas luego de la brutal sequía que los afectó durante casi cuatro años. “Actualmente lo que más está saliendo es la producción de mandarina y pomelos”, señaló.

Luego, indicó que en el Mercado Central la mandarina en jaula sale alrededor de $3.000. Mientras que el pomelo por bolsa se consigue a $1.500.

“La mandarina sale hasta noviembre aproximadamente en distintas variedades según la época. En la actualidad sale la fruta  común, es decir, la Nova  y la Nadorcott. Después viene el tiempo de la mandarina dancy; y por último la Murcott”, detalló el productor.

Tras ser consultado por la demanda, Guerrero aseguró que hasta el momento es normal y positiva.

“Lo que se está produciendo a nivel general en la provincia se logra vender. Este año no hay escasez de producción como años anteriores debido a la seca”, afirmó.

Cabe recordar que este matutino publicó a principios de febrero de este año que por la sequía los cítricos registraban menor producción y baja calidad. En aquel momento la poca oferta complicaba al sector que no podía abastecer a los consumidores.

No obstante, dicha situación cambió. Víctor Pintos, productor de Candelaria, relató que “las lluvias beneficiaron a todo el sector productivo y trajo alivio a las frutas que son de estación”.

 Seguidamente, manifestó que no es tiempo de la cosecha de naranja, pero es el momento de la mandarina y del pomelo “que salen bien, no hay mayores complicaciones e incluso se puede decir que el suelo y las plantas están recuperadas de la sequía en un 80%”.

Pintos tiene su chacra a unos pocos kilómetros de Posadas, y se instala a vender su producción de mandarina en puntos estratégicos de la ciudad con su camioneta. “Actualmente tengo 20 mandarinas por $500 y 40 por $900. Vendo pomelo también, pero recién los estoy cosechando. Sale $100 cada uno o dos por $150”, relató.

El productor hace poco más de cuatro años comenzó a trabajar en la tierra y en los cultivos, explicó que durante la primavera del año anterior la fruta inicia el proceso de floración y cuaje, y “si ésta se retrasa puede haber complicaciones con la cosecha siguiente”. Por ende, estimó que el año próximo podría ser aún mejor “debido a que existe un buen panorama de lluvias para lo que sigue del año y probablemente en septiembre -al comienzo de la primavera- vayan en aumento las precipitaciones”.

Recordó que con las faltas de lluvias desde el 2019 hasta finales  del 2022 derivó en menores rendimientos y caída casi completa de la cosecha de los cítricos que producía.

“Este año el consumidor no sentirá tanto en su bolsillo los costos, porque años anteriores por la poca oferta, los costos subían. Actualmente el sector citrícola misionero puede cubrir tranquilamente con la demanda, sobre todo de mandarina y pomelo”, remarcó.

También se consiguen en la Feria Franca

Este matutino recorrió la Feria Franca de Santa Rita ayer, donde constató que la mayoría de los feriantes ofrecía limones, pomelos y mandarinas. Allí, Octavio Atamañuk mencionó que “las ventas de los cítricos son positivas porque acompaña a la estación”.

“Actualmente vendemos mandarinas y limones, en menor medida pomelos pero sale igual. Sobre todo, el cliente que llevó la semana pasada la fruta y le pareció dulce, vuelve a buscar porque la mandarina es rica”, indicó.

Atamañuk relató que según la distancia en la que vive el productor puede variar entre $50 y $100 más el producto.

Por ende, se puede conseguir la docena de mandarinas a $200 o 30 mandarinas a $500 o $600. Pomelos por unidad a $100, y limón en una bolsita que trae una docena vale $200.

Fuente: El Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *