Desarticularon banda que asaltó una joyería del microcentro de Eldorado

Desarticularon banda que asaltó una joyería del microcentro de Eldorado

Dos de ladrones ingresaron al local y forcejearon con el dueño antes de huir con distintas joyas. Ambos, junto a otros tres cómplices, fueron atrapados horas después por la Policía.

La tranquilidad que vivía una pareja de comerciantes del microcentro de Eldorado, dueña de una conocida casa de joyas de la ciudad, se rompió abruptamente cerca del mediodía de ayer cuando dos delincuentes ingresaron al negocio y bajo amenazas con un arma de fuego se apoderaron de varias joyas.

Según reconstruyeron los investigadores, los malvivientes lograron escapar del lugar en un vehículo que los esperaba a pocos metros del comercio, pese a que un efectivo policial que trabaja a pocos metros de la joyería presenció la huida e intentó detenerlos con disparos disuasivos con su arma reglamentaria.

Los implicados quedaron registrados en las cámaras de la joyería afectada.

De acuerdo a los datos aportados por fuentes policiales que trabajaron en el caso, se reconstruyó que el asalto se produjo cerca de las 11.15 de ayer en el local ubicado sobre la avenida San Martín casi calle Esperanza del kilómetro 9. Como cada mañana Jorge N. (47) revisaba distintos asuntos laborales junto a su esposa y a una de sus empleadas cuando dos hombres con el rostro descubierto y gorras ingresaron al negocio. Uno de éstos portaba una escopeta recortada doble caño con la cual no tardó en amenazar a los presentes.

Con las víctimas aún sorprendidas por lo que sucedía, el otro malviviente ingresó hasta el sector donde estaba la caja fuerte y tomó un paño con joyas y una caja con alianzas de oro que estaban exhibidas en el local.

En pleno robo, según confiaron voceros consultados, el propietario intentó detener a uno de los ladrones y forcejeó durante algunos segundos con él hasta que finalmente el desconocido logró escapar junto a su cómplice.

De los detenidos, uno es oriundo de San Luis y otro de Mar del Plata.

En el escape, los delincuentes corrieron rápidamente en dirección hacia la calle La Rioja, instancia en que fueron vistos por un oficial auxiliar de la Policía de Misiones y que trabajaba a pocos metros de la joyería, en una sucursal bancaria del centro eldoradense.

Según reportaron las fuentes, el uniformado, al ver la premura con la que escapaban los malvivientes, efectuó disparos con su arma reglamentaria en dirección al neumático de un Volkswagen Gol oscuro en el que el dúo intentaba subir, aunque lejos de intimidarse por esto, los atracadores subieron al coche y escaparon de la zona velozmente.

Entrecruzamiento de datos

Una vez asistidos por personal policial y médico que acudió ante la denuncia por el asalto, tanto la pareja damnificada como la empleada que presenció el robo aportaron a los efectivos policiales datos físicos y vestimentas que llevaban puestos los ladrones.

Además, los comerciantes proporcionaron imágenes del circuito cerrado de cámaras del local en donde se pudo apreciar parte del rostro de los malvivientes y que horas más tarde resultaría determinante para la pesquisa.

Con estos datos, desde la Unidad Regional III se montó un amplio despliegue policial por toda la ciudad y que involucró a distintas dependencias de la fuerza. Además, mediante el aporte de las imágenes de cámaras de vigilancia del Sistema 911 se pudo establecer que los delincuentes abandonaron el vehículo con el que escaparon de la joyería, minutos después del robo, en un tramo de la calle Paraguay del kilómetro 8. Y siguieron el escape a pie.

Esto derivó en un seguimiento que culminó con el primer detenido en el caso. Se trata de Cristian Carlos T., un marplatense de 45 años que fue sorprendido por efectivos policiales cuando se escondía detrás de una torre de ladrillos de una obra en construcción ubicada frente a un conocido supermercado del kilómetro 8. Incluso, los pesquisas refirieron que el bonaerense intentó escapar de los policías, aunque a los pocos metros fue alcanzado y luego llevado a la Seccional Primera, en averiguación del hecho.

Por otro lado, un segundo implicado en el hecho -y que al igual que el primero vestía prendas similares a las usadas por los ladrones- fue capturado cerca de las 13 de ayer, también en el kilómetro 8, pero oculto en una zona de malezas cercana a las calles Arroyo Yabebirí y Aparicio Almeida.

En tanto, horas más tarde, otros tres sospechosos en el caso fueron detenido por la Policía de Misiones. Además, se logró ubicar el vehículo empleado para concretar el robo, como así también parte de las joyas robadas.


“Nos apuntaron, empecé a gritar y forcejeamos”

Aún consternado por el mal momento que le tocó vivir junto a su pareja, el propietario de la joyería, Jorge N. (47), dialogó con El Territorio y dio detalles de lo sucedido. En primera instancia, comentó que uno de los delincuentes había visitado su negocio la semana pasada y que había entrado a la joyería instantes antes del atraco.

“Al poquito tiempo volvió e ingresó con otro hombre y sacó un arma. Mientras nos apuntaba alcanzaron a tomar dos paños con joyas. Yo empecé a gritar para ver si alguien nos escuchaba desde afuera y comenzamos a forcejear con los delincuentes. Se ve que no esperaban esa reacción y salieron del local huyendo”, describió el comerciante.

Luego, indicó: “Yo los persigo y cuando los corría veo que al lado mío había un policía que corría a mi lado. Cuando los ladrones se subieron a un auto que los esperaba, donde había otras dos personas, el policía realizó algunos disparos intentando acertar en las cubiertas del auto”.

Precisó que los malvivientes escaparon en un VW Gol blanco que estaría radicado en Wanda. También comentó que los delincuentes actuaron a cara descubierta y sin disimular sus intenciones. Y que los investigadores le comentaron que incautaron un cuchillo y la escopeta recortada utilizada para concretar el robo.

“Eran las 11.18 cuando sucedió. A esa hora hay mucha gente por aquí, eso es lo llamativo. En cuanto a lo que robaron se recuperó uno de los paños, pero sin las joyas. Aún no pude hacer una evaluación del monto que significó el robo”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *